Personas tóxicas: ¿Qué son y cómo alejarlas?

Una persona tóxica es aquella que en lugar de ayudarnos a crecer, nos hunde.

Rasgos de las personas tóxicas

Carecen totalmente de empatía

Conflictivas y egoístas.

Piensan únicamente en la satisfacción de sus necesidades sin percatarse de los sentimientos de las personas a su alrededor.

No les importa en lo absoluto la influencia de sus comentarios y/o acciones negativas en los demás.

A menudo asumen el rol de victima.

Sus criticas estás cimentadas a base de culpa y negatividad.

Contagian a los demás con sus culpas y miedos.

Se aprovechan de gente de baja autoestima.

¿Cómo alejarse de este tipo de personas?

Debemos aprender que recibimos aquello que soportamos, y existen conductas inapropiadas y de las cuales debemos alejarnos.

Un buen consejo es recurrir a la asertividad para colocar limites a la brevedad posible.

Hagámonos respetar para imponer reglas y que los comportamientos intolerables de las demás personas no sobrepasen nuestros propios límites.

Consejos básicos

Hacernos respetar.

Aprender a decir no.

Poner límites

Éstos son algunos consejos para ponerle freno a las personas tóxicas.

Las conductas negativas persisten al obtener un beneficio, pero cuando se elimina esa manipulación, los malos comportamientos desaparecen o se reducen.

Las personas tóxicas en la familia, el trabajo y en la pareja.

La influencia de las personas que nos rodean es fundamental para mejorar nuestras vida.

Si a menudo frecuentamos personas tóxicas en nuestra vida diaria, lo mejor es, por difícil o duro que parezca, buscar la mejor manera de alejarnos.

Lo mas recomendable es mantener una distancia o limitar esa mala influencia, puesto que lo único que estará agregando a nuestras vidas sera “negatividad” e incluso afectar nuestra autoestima.

Quizá resulte complicado convivir con una persona tóxica presente en la familia, en el trabajo o en la pareja.

Tan solo reflexionemos si solo por el hecho de vivir o compartir algo con nosotros les brinda el derecho de que nosotros callemos? ¿Acaso debemos ver diferente a esas personas solo porque son conocidas? ¿Acaso el amor lo justifica todo? ¿Aún a costa de nuestro propio bienestar emocional?

Cada uno de nosotros dentro de sí sabemos quienes de las personas que nos rodean aportan y quiénes restan; quién nos importa y quién ya no; quiénes son falsos y quiénes auténticos; quién solamente nos utiliza y quiénes nos apoyan.

Amémonos lo suficiente para decidir a tiempo de que personas alejarnos, lo peor que podemos hacer es mantener cerca a personas que no lo merecen.

Cómo ayudar a las personas tóxicas?

Debemos ser comprensivos, aportar y ayudar, es fácil darse cuenta cuándo una persona hace esfuerzos por cambiar.

No podemos ayudar a quien no quiere ser ayudado.

Las personas tóxicas no quieren cambiar: quiere cambiar a los demás.

Huir de nuestros problemas no los resolverá, lo que debemos evitar son los dramas y las personas que los provocan.

Busquemos personas que nos aporten algo bueno y diferente, que nos ayuden a crecer, que inspiren y sean positivas.

Alejémonos de esas personas que nos quieren dentro de su calabozo y su dolor.

¿Cómo saber si somos personas tóxicas?

La respuesta está en los párrafos anteriores.

¿Te has sentido identificado con algunas de las características descritas?

Si la respuesta es sí, lo más recomendable es actuar, si comos capaces de reconocerlo, eso habla muy bien de nosotros.

Lo más importante es querer cambiar y eso se logra a base de la constancia.

Mejorar nuestra vida implica mejorar nuestro entorno, incluyendo todo lo que vemos, escuchamos y leemos..

 

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *