Peleas entre hermanos: ¿Cómo evitarlas?

Las peleas entre hermanos resultan ser una conducta normal  que se presenta alrededor del segundo año de vida.

Empiezan siendo físicas, posteriormente y conforme avanza la edad y con el desarrollo del lenguaje, suelen ser mas “refinadas”.

Las peleas surgen con más frecuencia entre los 6 y los 12 años y se presentan en todos los niveles sociales y culturas, aunque con la llegada de la adolescencia estas “peleas” pueden llegar a desaparecer gradualmente.

Los juegos entre los pequeños terminan siendo una pelea ante la ausencia de límites.

Algunas discusiones entre hermanos son por celos, sin embargo, la mayoría de las veces, en las peleas entre hermanos lo que se busca es la “atención de sus padres”.

Un punto importante para que estas conductas vayan desapareciendo es hacerlos sentir que cada uno tiene su propio espacio y su lugar ante sus padres y sobre todo hacerles de su conocimiento que ninguno de los hermanos representan una amenaza.

Parte vital de este proceso es fomentar la “autoestima de nuestros hijos”

Una razón adicional para el surgimiento de las discusiones entre hermanos es que los pequeños pelean por defender su territorio puesto que no hay adultos presentes que medien la situación.

Estar con los hijos no es sinónimo de estar físicamente.

Resulta importante saber que es lo que necesitan y a la vez,  aprovechar esos pequeños conflictos para educarlos.

El punto importante no está en intervenir cada vez que den un grito sino en saber aprovechar ciertas situaciones para enseñar.

¿Cómo evitar que nuestros hijos se peleen demasiado entre ellos?

Resulta vital que existan reglas claras en el hogar y sobre todo, que los padres sean ejemplo de estas mismas reglas.

Consejos para superar las peleas entre hermanos

Pieza importante para la prevención de las peleas entre hermanos es no colocar etiquetar a los hijos.

Si les decimos a nuestros hijos que son malos se comportarán de esa forma y tratará de cumplir esa expectativa.

En este caso te aconsejamos mantener una postura neutral entre ambos hermanos.


Las comparaciones

¿Cuales serian tus sentimientos si en el trabajo tu jefe o jefa te comparase con el resto de tus compañeros?

Cada vez que comparas a tus hijos entre sí, les estas mandando la información que su hermano o hermana es mejor que él.

Esta acción solo incrementará los celos y los alejará cada vez más.

Evita hacer comparaciones tanto en sus comportamientos como en sus capacidades.

Promueve la empatía

Es importante que entre  hermanos sean capaces de ponerse en el lugar de los demás, de esa manera podrán respetarse y entenderse.

Predica con el ejemplo

No existe mejor educación que la que se da con el ejemplo, soluciona tus problemas del mismo modo que les pides a ellos que los solucionen.

Comunicación

Procura saber en la medida de tus posibilidades que sentimientos presenta tu hijo en relación a su hermano y si es que existe alguna razón que esté generando conflictos.

Puede ser que  no se sientan escuchados o quizá hasta con menos habilidades o tengan el deseo de acercarse más a ti y no encuentren la manera.

Impulsa el cariño entre hermanas o hermanos

Un ejercicio efectivo puede ser el que realicen tareas de manera conjunta entre ellos o con el resto de la familia.

Un ejemplo podría ser preparar los alimentos juntos o jugar juegos de mesa.

Resolver los conflictos

Cada vez que los pequeños discuten es porque también están buscando un acuerdo. Te aconsejamos intervenir cuando te percates que no saben como resolver el conflicto o si lo están resolviendo de una manera no tan clara.

El primer paso a seguir cuando  surja una discusión entre hermanos  es actuar con calma y evitar gritarles, con esto les estarás demostrando que los problemas no se resuelven gritando.

Sepáralos y cuando estén calmados habla con ellos para saber el motivo de la pelea.

Posterior a esto, dales la oportunidad de jugar nuevamente sin pelearse.

A todos los niños les gusta que sus padres les digan lo bien que hacen algo.

Recuérdales lo bien que se lo están pasando cada vez que no están discutiendo.

Hazles saber lo mucho que te agrada verlos actuar así .

Estas muestras de cariño te resultarán mucho mas efectivas que los castigos.

Recuerda aprovechar cualquier ocasión para reconocer y premiar sus buenas conductas.

Déjanos tus comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *