Mitos y Realidades de tomar Agua

Por: Abraham H. Rojas

“El agua líquida sigue siendo la sustancia que verdaderamente posee la propiedad de crear la vida”. Mark Miodownik, Cientifico y escritor de “Líquidos. Sustancias deliciosas y peligrosas que fluyen por nuestras vidas” (Crítica)

 

¿Estar bien hidratado significa beber ocho vasos con agua o dos litros diarios? ¿Es el agua para beber la única fuente de hidratación para el ser humano? ¿Se puede beber toda el agua que se desee? ¿El agua ayuda a bajar de peso?

Estas son algunas interrogantes que nos hacemos con respecto a los beneficios o desventajas de beber agua, pero en realidad, la hidratación es esencial para la vida.

Existen algunos mitos que confunden a las personas. Por eso aquí te traemos algunos mitos y verdades sobre el consumo del agua.

Mito: solo el agua que se bebe hidrata.

Verdad: además del agua que se bebe, el ser humano también obtiene algo de agua de los alimentos y las bebidas. Según el Institute of Medicine de los Estados Unidos, 80% del agua que se consume viene de beber agua y otras bebidas (incluidas las que contienen cafeína) y el otro 20% proviene de los alimentos.

Éstos incluyen frutas y verduras con alto porcentaje de agua, como tomates, apio y melones. También incluye sopas, leche y jugos. El agua de todas estas fuentes se suma para indicar el consumo diario de líquido o agua total.

Mito: es necesario beber 8 vasos de agua por día.

Verdad: no sabe realmente el origen de esta recomendación. Sin embargo, cada persona necesita diferentes cantidades de agua para mantenerse hidratada. Todo depende de cuánto se sude, lo cual se ve afectado por el clima donde la persona vive, la vestimenta que usa y sus niveles de actividad. Otros factores que afectan a la cantidad de agua necesaria incluyen algunas afecciones como diabetes y enfermedad cardíaca.

Algo que realmente es cierto es que el ser humano necesita agua para sobrevivir.

Algunas de las muchas cosas que el agua aporta son:

-Ayuda al corazón a bombear sangre con mayor facilidad a través de los vasos sanguíneos hacia los músculos. Ayuda a los músculos a funcionar con eficacia.

-Regula la temperatura del cuerpo.

-Lubrica y amortigua las articulaciones.

-Protege la médula espinal y otros tejidos.

-Ayuda a eliminar los residuos mediante la orina, el sudor y las heces.

Es decir que, si no se bebe suficiente agua el cuerpo se deshidrata. Y la deshidratación puede causar muchas cosas, desde problemas leves, como pies hinchados o dolor de cabeza hasta padecimientos potencialmente mortales, como un golpe de calor.

Sin duda hay que cuidar mucho el consumo de agua, no es mala en realidad, pero también hay que recordar que algunas partes de nuestro organismo no necesitan mucha agua, puedes optar por consumir otros alimentos que aporten agua a tu organismo para estar equilibrado tanto física como metal.

 

Déjanos tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *