Ejercicios que debes realizar durante el embarazo

Mantenerte activa físicamente resulta vital durante el embarazo, teniendo siempre cuidado de no contar con alguna prescripción médica que te indique lo contrario

Un punto a tener en cuenta es adaptar tus rutinas de entrenamiento a esta nueva experiencia para evitar ejercicios de impacto y por el contrario, elegir aquellos movimientos que pueden ayudarte a sentir mejor.

A menos de que se no se trate de un embarazo de alto riesgo o que tu médico te haya mandado reposo para cuidar tu salud y la del bebé, mantenerte activa físicamente es fundamental a través de los nueve meses que dure tu embarazo.

Realizar ejercicio durante el embarazo te ayudará a sentirte menos pesada, esto como una consecuencia del mismo proceso.

Estudios científicos demuestran que ejercitarse durante el embarazo aumentará calidad del entorno intrauterino en el que se desarrolla el feto.

Un beneficio adicional de ejercicio durante el embarazo incluye una recuperación pos-parto más rápida y sencilla.

Debes tener siempre presente no perder los cuidados que debes mantener considerar que no todos los ejercicios son los mismos para cada embarazo.

La fisiología de cada mamá será un factor que indique las rutinas de entrenamiento a seguir durante la gestación, así como su intensidad.

Recuerda que existen algunos movimientos o prácticas que es mejor evitar.

Los ejercicios de cada rutina deben ir adaptándose en base a tu proceso de embarazo, puesto que no te encontrarás en las mismas condiciones durante la semana 20 que en la 36.

Te aconsejamos consultar a tu ginecólogo y dejarte guiar por él antes de iniciar cualquier rutina para que no exista ningún problema durante su práctica.

Yoga y pilates

Evita los deportes de impacto, así como aquellos ejercicios en los que exista un riesgo de caídas y elije disciplinas como el yoga o el pilates.

Estas disciplinas te ayudarán a trabajar la flexibilidad y postura,  además de elevar el nivel mental de preparación al momento de llegar el parto.

Los ejercicios de estiramiento te resultarán benéficos para que puedas sobre llevar de una mejor manera problemas comunes como los dolores de espalda o la hinchazón de piernas.

Movimientos cardiovasculares

Caminar es una práctica debes realizar de manera diaria,  al igual que te aconsejamos nadar o incluir sesiones que mezclen movimientos en los que trabajes la movilidad de la pelvis, tonifiques los brazos de manera suave y al mismo tiempo actives las piernas mediante rutinas como las sentadillas, por mencionar algunas.

La base de mantenerte activa durante el embarazo es realizar las rutinas de manera controlada y consciente, teniendo en cuenta la intensidad que exija tu cuerpo en ese momento para no aplicar un  esfuerzo excesivo que ponga en riesgo tu salud y la de tu bebé.

Te aconsejamos combinar estas prácticas entre ellas o elegir solo una de ellas mediante sesiones de una hora por lo menos 3 ó 4 días a la semana.

Te garantizamos que tu cuerpo lo agradecerá durante esta nueva experiencia y también en el pos-parto, cuando tu bebé  este en tus brazos y tu cuerpo requiera recuperarse.

Déjanos tus comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *