Consejos para realizar la auto exploración y detectar el cáncer de mama a tiempo.

 

Debes hacerte una autoexploración mínimo una vez al mes: la semana posterior a tu ciclo menstrual, ya que es en este lapso donde los senos no están tan sensibles y la exploración resulta mas eficiente y confiable.

Frente a un espejo

Delante de un espejo y desnuda de tu cintura hacia arriba, observa cuidadosamente cada detalle, desde la forma y el tamaño.

Busca cualquier alteraciones en la piel como enrojecimiento, hoyuelos o protuberancias.

Debes tener presente que ambos pezones deben apuntar siempre en la misma dirección.

Levanta las manos encima de tu cabeza y observar si hay algo fuera de lo normal en ambos pechos.

Recostada o durante el baño

Recostada en la cama o de pie en la regadera, pasa tus dedos por encima de ambos senos siguiendo estos patrones:

de arriba a abajo

de izquierda a derecha

marcando círculos

Con un brazo sobre tu cabeza

Estira tu brazo izquierdo encima de la cabeza y palpa el pecho con los tres dedos centrales de la mano derecha.

Comienza por la zona de la axila, desliza ambos dedos hacia la parte externa del pecho, dibuja círculos a su alrededor hasta completarlo.

Explora detalladamente los pezones

Presiona suavemente el pezón izquierdo unos segundos y nota los cambios.

Probablemente salga una mínima cantidad de líquido siempre presente en los conductos mamarios.

Es normal que ocurra mientras presionas los pezones, pero jamás de manera involuntaria. Acude con tu médico en caso de notar cualquier anomalía o detalle por mínimo parezca.

Repite la exploración en el seno derecho.

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *