Beneficios de sonreír – ¿Los conoces?

Sonreír eleva la confianza cuando nos relacionarnos con las demás personas, incluso eleva nuestro atractivo.

Sin embargo ¿sabías que sonreír puede alargar tu vida?

Sonreír la mayor parte del día no significa que nuestra vida sea perfecta, o que no existan malos momentos, o que nunca podamos sentirnos tristes…

… más bien sonreír nos brinda una sensación de bienestar incluso en aquellas situaciones cuando las cosas no salen del todo bien.

Estudios científicos han comprobado que sonreír tiene grandes beneficios para nuestra salud física, emocional y mental.

Aquí te mencionamos algunos ejemplos:

La gente feliz posee una mejor salud y, en consecuencia, puede disfrutar de más años de vida.

Mostrarte sonriente activa la liberación de una sustancia llamada neuropéptido, la cual ayuda a combatir el estrés.

Sonreír estimula las endorfinas, la serotonina y la dopamina, encargadas de ayudar en el proceso de relajación y a su vez disminuir el ritmo cardíaco y la presión arterial.

De acuerdo con un estudio de la Universidad de Harvard, cada vez que estamos contentos, existe un 25% de probabilidad de que las personas que nos rodean terminen contagiándose de ésta emoción.

Se ha descubierto que las personas solemos confiar más en alguien que sonríe.

Otro beneficio es que sonreír mejora nuestras defensas, y en éstos tiempos de contingencia puede ser muy útil y una gran ayuda a nuestro organismo.

Al final, la sonrisa cambia nuestra actitud cuando nos sentimos mal contribuye a transformar nuestras emociones, lo mismo pasa al hacer sonreír a otros.

Aun a pesar de todos los beneficios que implica el sonreír, existen personas que no sonríen, y, en muchas ocasiones esto va más allá de un tema de mera personalidad, pesimismo o depresión, pues se puede deber a un impedimento físico para hacerlo.

Puede tratarse de problemas como parálisis facial, tumores, derrames cerebrales, hasta el síndrome de Moebius, el cual impide a las personas que lo presentan poder sonreír, y manifestar otras expresiones faciales, a causa de un desarrollo incompleto de dos nervios faciales.

Existe otro motivo físico para no sonreír y se encuentra relacionado con la inseguridad de tu sonrisa.

Debemos reconocer que la sonrisa forma parte de un rasgo estético, de ahí que, si no contamos con una dentadura “perfecta”, podríamos no sentirnos muy a gusto haciéndolo.

Hoy día existen tratamientos sencillos y no tan costosos para mejorar tu hermosa sonrisa.

¡No permitas que nadie te robe la sonrisa!

Déjanos tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *