Adalberto Martínez Resortes. Pilar del Cine Mexicano.

A 17 años de su muerte, recordamos a Resortes como uno de los personajes más icónicos que ha tenido nuestro país.

Se le considera uno de los pilares del Cine Mexicano con màs 100 filmes en los cuales destacan “Dicen que soy comunista”, “Barrio bajo” y “Al son del mambo”

Adalberto Martínez Chávez nació el 25 de enero de 1916, en el callejón del Estanquillo del barrio de Tepito, en la Ciudad de México.

Creció en el seno de una familia de escasos recursos económicos; fue hijo de Luis Martínez y Enriqueta Chávez.

El sobrenombre de “Resortes” le fue puesto por su hermano Carlos debido a su peculiar estilo de caminar y aunque le molestó en un principio, fue el propio Adalberto quien agregó sus apellidos: “Resortín de la Resortera para servirle a usted donde quiera y como quiera menos por donde quiera y mientras Dios quiera”.

A los 15 años tuvo su primer contacto con el mundo del espectáculo, cuando vendía paletas afuera del teatro Hidalgo, lugar donde se exhibía la obra “Tierra y libertad”.

Fue durante esa época que el director de la obra le dio la oportunidad de que apareciera como comparsa de los trabajadores del teatro, sin importar que no tenía preparación para la actuación.

A partir de ese momento mostró un interés especial por aparecer con frecuencia en los escenarios. Iniciando también su carrera como bailarín de tap al lado de su amigo Juan Flores, con quien màs tarde formarìa el dueto Los Espontáneos.

Unos años después se disolvieron Los Espontáneos y tras ocho años como carpero se le presentó la oportunidad de participar en otros escenarios.

“En 1943 el empresario Miguel Bravo Reyes le ofreció una función especial al lado de María Conesa y Lucha Reyes.”

Posteriormente encabezó la compañía “Pachuco’s review”, con la que recorrió la República Mexicana, así como otros países de América Latina.

En 1946, mientras se presentaba en el teatro “Lírico”, Lázaro Espinoza, quien era gran amigo de Mario Moreno “Cantinflas”, le dio la noticia de que Jaime Salvador, escritor del “Mimo de México”, quería hacer un guión para una película de “Resortes”.

Fue de esa manera como inició su carrera en el ámbito cinematográfico, al participar en la película “Voces de primavera” (1946), apadrinado por Domingo Soler y Delia Magaña.

Entre las innumerables películas en las que trabajó se encuentran:

  • “Yo dormí con un fantasma”,
  • “Confidencias de un ruletero”
  • “El beisbolista fenómeno”
  • “El rey de México”
  • “Asesinos, S.A.”
  • “Quiero ser artista”
  • “Del suelo no paso”
  • “La chamaca”
  • “El dengue del amor”
  • “Día de difuntos”
  • “Platillos voladores”
  • “El amor no es negocio”
  • “El nieto del zorro”
  • “Al son del mambo”
  • “Los albañiles”
  • “Baile mi rey”
  • “Cómicos de la legua”
  • “Barrio bajo”
  • “La niña de la mochila azul” y “El rey de México”, entre otras.

Adalberto Martínez “Resortes” recibió varios reconocimientos por su trabajo actoral, como:

  • La Diosa de Plata.
  • El Heraldo de México.
  • El Premio de los Críticos de Nueva York al Mejor Actor por la película “Los albañiles”.
  • En 1981 le fue entregada la medalla de oro por sus 50 años de carrera artística.

El Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le rindió un homenaje en 1987, y le entregó un diploma y una medalla por su larga trayectoria.

En noviembre de 1998 viajó a Francia al Festival de los Tres Continentes, América, Europa y Asia.

Un año después fue homenajeado en el Madison Square Garden de Nueva York.

Estuvo casado tres veces, su primer matrimonio fue con Mercedes Constanze, con quien procreó dos hijos, que ya murieron; en segundas nupcias con la actriz Gloria Ríos tuvo otro hijo.

Con su tercera esposa Josefina Flores estuvo más de 30 años casado, pero no tuvo descendientes.

Entre las ocho telenovelas en las que participó se encuentran:

  • “DKDA”
  • “El abuelo y yo”
  • “Gotita de amor”
  • “Carita de ángel”
  • “La pasión de Isabela”.

Su última participación especial, como un vagabundo, fue en “Vivan los niños”.

El reconocido artista que obtuvo un Ariel de Oro, falleció el 4 de abril de 2003 a la edad de 87 años a causa de un enfisema pulmonar dejando un enorme legado.

Crédito Editorial Bonhomía

Déjanos tus comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *